El abuso a las personas mayores es algo que ha empezado a tener mayor reconocimiento en estos últimos años, gracias a los diferentes medios de comunicación. Por eso, es ahora cuando se le está dedicando la atención necesaria.

El Día Internacional de la No Violencia se conmemora el 2 de octubre, coincidiendo con el aniversario del nacimiento de Mahatma Gandhi, líder del movimiento independentista de la India y pionero de la filosofía y la estrategia de la no violencia.

Hay que tener en cuenta que al hablar de maltrato no hablamos solo de abuso físico, también hablamos de negligencias, maltrato psicológico, abandono, etc.

Este maltrato a mayores no solo se da en el ámbito institucional y social, sino que también se da, a veces, en el ámbito familiar y, de hecho, suele darse sin implicar ningún tipo de abuso físico, sino mediante el abandono de la persona mayor. Muchas personas pueden percatarse de este tipo de situaciones: desde vecinos hasta familiares u otros trabajadores del centro donde se encuentren las personas mayores. Por eso, es muy importante saber cómo actuar cuando se es consciente de dicha situación.

La opción a la que más se recurre en estos casos es la de acudir a la policía para poner una denuncia. Pero es bueno saber que existen otras muchas opciones, ya que hay personas que temen ir directamente a la policía. Entre las opciones alternativas encontramos:

  • El Imserso, como entidad de la seguridad social, aunque no pueda actuar directamente en estos casos, puede facilitar medidas y posibles soluciones antes estas situaciones. Por lo que puede ser buena opción acudir a esta entidad si lo que buscamos es mayormente consejo o apoyo.
  • Comunicación al juzgado de guardia: así se podrá parte de una posible situación de abuso o maltrato. De esta manera, se prestará especial atención al caso y se actuará con más rapidez a la hora de poner a la persona en cuestión en una situación más segura.
  • Solicitud de residencia: esta solicitud se puede registrar como urgente y se suele pedir cuando la persona en cuestión no está viviendo en las condiciones oportunas, habitualmente, con un familiar.
  • La asociación para la investigación del maltrato al anciano (EIMA): esta asociación se encarga de tratar la prevención de estas situaciones mediante la formación a profesionales, la publicación de documentos relacionados con los malos tratos y la realización de acciones de sensibilización, entre otras cosas. Es la mejor manera de mantenerse informado.
  • La asociación de lucha contra el maltrato a mayores (ALMAMA): esta asociación lleva desde el 2009 trabajando sin ánimo de lucro para ayudar en casos de abusos a mayores y para dar solución a dichas situaciones.
  • Solicitud de valoración del estado de salud al centro de salud: esta solicitud se realiza cuando son notorios los cambios físicos y el daño en la persona mayor. Así, se pide al médico que realice un chequeo para confirmar o negar dichas sospechas.

Estas son las mejores medidas que se pueden tomar cuando hay indicios de cualquier tipo de maltrato en personas mayores. Hay muchísimas opciones y es algo genial, porque se le presta especial atención a nuestros mayores. Es muy importante saber actuar con calma y conseguir así que nuestros mayores estén en todo momento seguros y tranquilos.