El Programa de Termalismo del Imserso es una actividad anual que mueve a un gran número de personas con el fin de mejorar su salud y promover la regeneración en la tercera edad. Como muchas otras acciones sociales, ha sido paralizada por la pandemia del COVID-19.

El Programa de Termalismo Social del Imserso está en el aire desde marzo de 2020 cuando se decretó, por primera vez, el estado de alarma en nuestro país. A pesar de ello, y con los avances en números de infectados, que siguen bajando y el descenso en los datos, los balnearios siguen trabajando para poder abrir sus puertas lo antes posible.

Muchas comunidades autónomas de España han pasado de fase este pasado lunes 11 de mayo. Otras tantas, menos del 50%, siguen un poco más en la fase 0 por no cumplir las medidas sanitarias exigidas. Aunque parezca poco avance, lo cierto es que esta desescalada empieza a dejar abiertas las posibilidades de reapertura de muchas actividades próximamente.

Una de ellas es el Programa de Termalismo del Imserso, que podría activarse cuando se cumplan las condiciones de las fases de desescalada. Posiblemente, cuando finalice la fase 4, es decir, a finales de junio, o principios de julio, sea el momento en el que veamos comenzar el termalismo social en nuestro país.

La Asociación Nacional de Balnearios diseña nuevas formulas para la apertura

La Asociación Nacional de Balnearios está desarrollando una serie de propuestas para presentar al Imserso para que, cuando se produzca el cambio de fase y puedan activar el termalismo, contar con medidas sanitarias adaptadas para asegurar la salud de todos los participantes en cada balneario al que viajen.

Para ello, la Asociación está contando con equipos médicos propios que prestan un servicio de forma segura desde el punto de vista sanitario, así como instalaciones adaptadas como consultas, que garantizarían así el desarrollo del Programa de Termalismo 2020.

Este Programa, promovido por el Imserso , beneficia anualmente a más de 200.000 personas en todo nuestro país. Por su condición de centros sanitarios, los balnearios pueden contribuir a ayudar desde el punto de vista sanitario para albergar en sus instalaciones a personas de diferentes edades y con diversas patologías.

Balnearios como el de La Concepción en Albacete, el de  Alhama de Aragón y también los de Retortillo o el de Ledesma en Salamanca, están poniendo a punto sus instalaciones y buscando la mejor fórmula para llevar sus propuestas al Imserso y que el Programa sea posible en pocas semanas.

Además, este sector será clave en la “nueva normalidad” pues, como se prevé, el turismo de avión a otros países será menos probable próximamente, así pues, lo recomendable será elegir viajar a destinos nacionales y las áreas donde se encuentran la mayoría de los balnearios serán idóneas para poder disfrutar con total seguridad sanitaria.

Seguiremos muy atentos de las novedades que vayan surgiendo sobre el Programa de Termalismo del Imserso 2020 así como de otras actividades que se gestionan cada año para las personas mayores de nuestro país para que podáis estar actualizados en todo momento.

¡Pronto volveremos a reencontrarnos!