El Programa de Termalismo Social como ya sabéis los que conocéis AESFAS es una opción cada vez más usada por aquellos mayores que quieren disfrutar de unos días de desconexión, huir de la rutina y cuidarse un poco más. 

Dentro de un establecimiento termal, las personas mayores podrán mejorar su salud y empoderar el envejecimiento activo gracias a las instalaciones adaptadas y el control médico con el que se cuenta en todo momento. 

Escapadas que cada vez más escogen los miles y miles de usuarios que acuden al termalismo social para disfrutar de su vejez y dejarse ‘escapar’. 

En esta ocasión, en el año 2019 y como ha sucedido en otras años se ha abierto el segundo turno de curas termales para los meses de septiembre a diciembre, ambos inclusive. Es importante decir que actualmente está abierta la solicitud de plazas pero que en muchos balnearios ya se han cubierto plazas y que se deberá entrar en lista de espera con la esperanza de que alguna plaza quede vacante. Puedes ponerte en contacto con nosotros e intentaremos asesorarte para que puedes disfrutar de tu cura termal y accedas a plazas disponibles. Recuerda que este plazo estará abierto hasta el 31 de octubre de 2019 según indica la web del Imserso.

Servicios ofrecidos por el programa 

El programa de Termalismo social, ofrecido por el Imserso , es un servicio que aporta a los mayores alojamiento y manutención en régimen de pensión completa en cualquiera de los balnearios a los que se dirija la persona interesada. 

En cada uno de los destinos seleccionados podremos encontrar tratamientos termales básicos, siempre bajo la prescripción de un médico del propio balneario; el seguimiento del tratamiento indicado en todo momento y una póliza de seguro turístico. 

Un dato a tener en cuenta en estas escapadas de ocio para personas mayores, si se es beneficiaria del programa, los desplazamientos a las estaciones termales y el regreso a casa serán realizados por sus propios medios pues solo se cubrirán los gastos del propio programa. 

Balneario nuevo: Retortillo, a orillas del Yeltes

Dentro de los ya numerosos balnearios repartidos por toda la geografía española que participan del Termalismo y que colaboran con AESFAS, este año tenemos que añadir el centro termal de Retortillo, situado en tierras salmantinas. A 72 km de la capital de provincia, estas instalaciones datan de comienzos del siglo, aunque se han ido modernizando y actualizando en los últimos años. 

El emplazamiento destaca por la belleza de la zona, entre encimas y canchales graníticos, junto a orillas del río Yeltes, las aguas termales usadas en los servicios del programa se remontan a la época romana, y que se conserva en el Balneario de Retortillo. 

Las aguas que podrán disfrutar, además, los beneficiarios del termalismo social de 2019 son medicinales. De topo radioactivas, sódicas, sulfatadas que se combinan con tratamientos terapéuticos (Dermatológico, Digestivo, Nervioso o relajante, Respiratorio, Reumatológico) y técnicas termales (Aerosoles, Baños, Chorros a presión o termal, Inhalaciones, etc.)

Esto se complementa con saunas y tratamientos de estética para los mayores que deseen probar estos servicios. 

Finalmente, las actividades que nos ofrece esta nueva adquisición al catálogo de balnearios de Termalismo social son muchas y muy variadas. 

En Retortillo es posible disfrutar de actividades al aire libre como senderismo, rutas a caballo, quads, escalada o, para los más aventureros, descenso de cañones. 

AESFAS, como asociación sin ánimo de lucro que vela por la mejora de la vida de las personas mayores, tiene acuerdos con balnearios (catálogo) por toda la península y ofrece ventajas especiales a sus socios al solicitar la estancia dentro del programa de termalismo social. En este balneario salmantino contarás con un 5% de descuento en técnicas complementarias y albornos gratuito a la llegada.